Radio Melodia

El sonido continental de las Americas

El riesgo de hambruna está controlado, pero crecen las necesidades, según la ONU

octubre 12, 2017 Noticias 0
Un granjero trabaja sus tierras en el distrito de Hamdán, en las afueras de Saná, Yemen. EFE/Archivo

Naciones Unidas, 12 oct (EFE).- El riesgo de hambruna que existía en cuatro países en conflicto está por ahora controlado, pero las necesidades humanitarias en esas zonas de conflicto siguen aumentando, según advirtió hoy Naciones Unidas.

“Aunque hemos tenido éxito manteniendo la hambruna a raya, no hemos mantenido a raya el sufrimiento”, dijo el secretario general de la organización, António Guterres, al Consejo de Seguridad.

A comienzos de año, Guterres hizo sonar la señal de alarma ante el riesgo de que millones de personas fuesen víctimas de la hambruna en Yemen, Somalia, Sudán del Sur y el noreste de Nigeria.

La movilización internacional, según aseguró hoy el portugués, permitió aumentar rápidamente las operaciones de ayuda y controlar la situación.

Naciones Unidas ha recibido por ahora un 70 por ciento de los fondos que había solicitado y las organizaciones humanitarias están actualmente apoyando a 13 millones de personas con alimentos y sanidad.

Sin embargo, Guterres subrayó que el hambre continúa siendo un problema en muchos lugares y alertó de que las necesidades humanitarias siguen aumentando en esos cuatro países en cuestión.

“La ayuda humanitaria está salvando vidas, pero no hemos respondido a una causa principal de estas crisis alimentarias: los conflictos”, lamentó.

En el noreste de Nigeria, alrededor de 8,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria y, pese a algunos progresos, los ataques de Boko Haram y las operaciones militares del ejército dificultan el acceso, explicó Guterres.

En Somalia, más de 6 millones de personas dependen de ayuda humanitaria para sobrevivir y casi 2 millones están lejos del alcance de las agencias, en zonas controladas por Al Shabab.

En el caso de Sudán del Sur, el riesgo de hambruna se ha controlado, pero la inseguridad alimentaria en general sigue aumentando a “niveles sin precedentes”, indicó el jefe de la ONU, que denunció además los repetidos ataques contra trabajadores humanitarios.

Por su parte en Yemen, señaló que se ha podido evitar la hambruna llevando alimentos a siete millones de personas en agosto, pero mucho otros millones siguen sufriendo en medio de un bloqueo económico y de la mayor crisis de cólera en el mundo.