Radio Melodia

El sonido continental de las Americas

La ONU urge a Haití a continuar con los progresos tras la salida de su misión

octubre 12, 2017 Noticias 0
En la imagen, la enviada especial de la ONU para Haití, Sandra Honoré. EFE/Archivo

Naciones Unidas, 12 oct (EFE).- La ONU hizo hoy un llamamiento a Haití a continuar con los progresos tras la salida de su operación de paz, que esta semana llega a su fin tras más de trece años en el país.

Los logros, “aunque significativos, son sólo pasos iniciales”, subrayó la enviada especial de Naciones Unidas, Sandra Honoré, en una presentación ante el Consejo de Seguridad.

El máximo órgano de decisión de Naciones Unidas celebró hoy su último debate sobre la misión para la Estabilización de Haití (Minustah), que se clausurará oficialmente el próximo domingo.

Los quince países reconocieron en sus intervenciones los importantes progresos que ha logrado Haití en los últimos años y animaron al país a seguir por esa senda.

Honoré recordó que, cuando se estableció la Minustah, la nación caribeña vivía un profundo estado de inestabilidad, una violencia política generalizada y un clima de impunidad que afectaba a millones de ciudadanos.

Hoy, dijo en comparación, “Haití tiene una perspectiva muy distinta, pese a los muchos problemas a los que se sigue enfrentando el país”.

Entre los avances, la diplomática destacó la mejora de la seguridad, la pérdida de poder de las bandas armadas, la restauración de los tres poderes del Estado o el refuerzo de las instituciones democráticas.

Honoré, al mismo tiempo, dejó claro que queda mucho por hacer para consolidar esas mejoras.

“Se van a requerir esfuerzos incansables, no solo de las autoridades haitianas, sino de todo los actores”, subrayó.

A corto plazo, la enviada de la ONU subrayó la importancia de lograr una mayor unidad política para continuar con las reformas y avisó sobre el peligro de las “divisiones” que se han reabierto entre el Gobierno y algunos sectores de la oposición.

Entre esos desacuerdos señaló, entre otros, el existente en torno al restablecimiento de las Fuerzas Armadas.

El país comenzó en junio pasado a reclutar futuros soldados para relanzar el Ejército, disuelto en 1995, lo que ha generado críticas, en especial de defensores de los derechos humanos, que reclaman al Gobierno invertir en los problemas, sociales y económicos, que verdaderamente afectan a los haitianos.

Algunos miembros del Consejo hablaron hoy de la cuestión, por ejemplo Uruguay, cuyas tropas han formado parte de la Minustah.

“Creemos que Haití debe concentrar todos sus esfuerzos y recursos en las áreas de desarrollo prioritarias y en aquellas iniciativas que generen beneficios directos para la población haitiana y para el fortalecimiento institucional del país”, dijo su embajador, Elbio Rosselli.

“No puede ignorarse los gastos que ocasionaría el retorno de estas fuerzas armadas (…) en un momento en que el país tiene tantas necesidades acuciantes para atender”, insistió.

Pese a la salida de la Minustah, los miembros del Consejo de Seguridad reconocieron que Haití sigue necesitando apoyo internacional y se comprometieron a seguir de su lado.

Así lo hizo, por ejemplo, Estados Unidos, que prometió una “cercana cooperación” con Haití y animó al país a usar esta “oportunidad” para consolidar sus progresos.

El mensaje lo transmitió la representante adjunta ante la ONU, Michele Sison, que será la próxima embajadora estadounidense en Haití.

En la sesión del Consejo participaron varios países latinoamericanos, que han sido los que han aportado el grueso de las tropas a la misión en Haití, incluidos Perú, México, Argentina, Venezuela, Colombia, Chile o Brasil.

El Consejo de Seguridad decidió el pasado abril poner fin a la Minustah el 15 de octubre y sustituirla por una pequeña misión policial, bautizada como Minujusth, que se centrará en apoyar a la Policía haitiana, promover el Estado de derecho y vigilar el respeto de los derechos humanos.