Londres cree que los partidos norirlandeses aún pueden lograr un acuerdo

Londres cree que los partidos norirlandeses aún pueden lograr un acuerdo

febrero 14, 2018 Uncategorized 0

La líder del Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte, Arlene Foster. EFE/Archivo

Dublín, 14 feb (EFE).- El Gobierno del Reino Unido aseguró hoy que los partidos norirlandeses aún pueden acordar la formación de un Ejecutivo de poder compartido, a pesar del fracaso de la última ronda de conversaciones.

La ministra británica para Irlanda del Norte, Karen Bradley, opinó que las “bases para lograr” un pacto de gobernabilidad entre los partidos siguen siendo válidas, aunque recordó que Londres debe estudiar qué medidas adoptará ante la ausencia de un Ejecutivo en Belfast, que permanece suspendido desde hace 13 meses.

Bradley indicó en un breve comunicado que la próxima semana informará al Parlamento de Westminster sobre las alternativas que maneja para solucionar la parálisis que afecta desde hace más de un año a Irlanda del Norte.

La líder del Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte, Arlene Foster, anunció hoy que no ha sido posible llegar a un acuerdo con el nacionalista Sinn Féin, al que acusó de intransigencia sobre la cuestión de la lengua irlandesa.

Los nacionalistas quieren que se redacte una ley específica para proteger el idioma gaélico, mientras los unionistas prefieren incluir este asunto en una legislación cultural más general, que contemple también aspectos relacionados con la identidad protestante.

Por su parte, la “número dos” del Sinn Féin, Michelle O’Neill, culpó a los unionistas de provocar el fin de las conversaciones y afirmó que existía un “entendimiento con el liderazgo del DUP” para sellar un pacto.

“El DUP no ha sido capaz de cerrar el acuerdo. Han provocado el colapso de este proceso. Las cuestiones pendientes no van a desaparecer. Sinn Féin está ahora en contacto con ambos Gobiernos (británico e irlandés) y detallaremos mañana nuestras posición”, declaró O’Neill.

El Gobierno autónomo cayó en enero de 2017 y Londres se vio obligado a convocar elecciones anticipadas en marzo, en las que el DUP y el Sinn Féin se confirmaron como los principales representantes de sus respectivas comunidades, la protestante-unionista y la católica nacionalista.

Ambos han sido incapaces de acercar posiciones desde entonces, a pesar de que la primera ministra británica, Theresa May, y su colega irlandés, Leo Varadkar, viajaron este lunes a Belfast para dar un último impulso a las negociaciones, animados por las señales positivas que apuntaban a que habría acuerdo esta semana.

El Gobierno de May deberá tomar ahora una decisión sobre el futuro de la región, donde podría conceder más tiempo a los partidos para negociar, convocar unas nuevas elecciones autonómicas o gobernar la provincia directamente desde Londres, una opción del gusto de los unionistas y rechazada por los nacionalistas.