El oficialismo se apodera de una Nicaragua sumergida en una tensa calma

El oficialismo se apodera de una Nicaragua sumergida en una tensa calmaManagua, 30 sep (EFE).- "Nicaragua es una bomba de tiempo y puede pasar cualquier cosa". Luis sabe que su país vaga errático en una calma tensa. Es un ambiente donde la rutina parece seguir su curso normal salvo porque todos miran por el rabillo del ojo. Y ahí ven cómo las calles han cambiado de bando: están teñidas por los colores rojo y negro del Frente Sandinista de Liberación Nacional.