Gazprom confirma que la presión del Nord Stream recupera la estabilidad

Fuga de gas en el Mar Báltico. (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)

Fuga de gas en el Mar Báltico. (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)

Fuga de gas en el Mar Báltico. (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)

La compañía gasística rusa Gazprom ha confirmado este lunes la estabilización de la presión en los gasoductos del Nord Stream dañados en una serie de incidentes que gran parte de la comunidad internacional ha achacado a Rusia en el marco de supuestas operaciones de sabotaje.

“La presión en la Línea A del Nord Stream 2 y las dos líneas del gasoducto del Nord Stream 1 se han estabilizado tras los incidentes y las fugas de gas han cesado”, ha indicado la empresa en un comunicado.

En este sentido, el texto señala que Gazprom está trabajando para “reducir la presión en la Línea B del Nord Stream 2, por lo que debe reducir el flujo de gas natural en el gasoducto”. “Esto permitirá examinar con seguridad la integridad de la línea y los posibles riesgos medioambientales”, ha subrayado.

“Si se toma la decisión de suministrar a través de la Línea B tras confirmar la integridad del sistema, se podrán reanudar las operaciones”, ha sostenido la empresa, que ha puntualizado que ya la semana pasada se logró la despresurización de dos líneas cerca de la isla danesa de Bornholm.

Suecia advierte de que todavía sale gas

La Guardia costera sueca informó este lunes de que todavía sale gas de la fuga más pequeña del Nord Stream 2, a pesar de que las autoridades danesas habían dado ayer por finalizados los cuatro escapes en los dos gasoductos rusos.

“Las labores de vigilancia de las posiciones del escape en la zona económica exclusiva sueca, que tuvieron lugar sobre las 8 hora local (6.00 GMT) del lunes, constataron que la fuga mayor ya no es visible en superficie mientras la menor ha aumentado un poco”, informó en un comunicado la Guardia costera.

Las autoridades danesas y suecas habían informado a principios de la semana pasada de dos fugas en el Nord Stream 1 y otra en el 2, pero la Guardia costera de Suecia comunicó días más tarde la existencia de otro escape menor en el segundo gasoducto ruso.

De acuerdo con sus últimas informaciones, esa fuga tiene ahora un diámetro de unos treinta metros.

“La Guardia costera no tiene en este momento ninguna explicación de por qué las fugas se han reducido más rápido en aguas danesas”, consta en el comunicado.

En total se localizaron dos fugas en cada gasoducto (ambos fuera de servicio), dos en la zona danesa y dos en la sueca, todas en aguas internacionales, que los gobiernos afectados han calificado de “sabotaje”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR