Un hombre borracho toma un taxi hasta la casa de sus padres y duerme en el sofá para descubrir que sus padres ya no vivían allí

Un hombre borracho toma un taxi hasta la casa de sus padres y duerme en el sofá para descubrir que sus padres ya no vivían allíAunque es difícil mantener el pleno control de las capacidades cuando estás ebrio, existen tres reglas para sobrevivir a una noche de consumo excesivo de alcohol. Primera, asegúrate de tener la Santísima Trinidad: teléfono, billetera y llaves. Segunda, no conduzcas. Tercera, llega a casa a salvo.