Murió Chuck Feeney, el multimillonario que donó casi toda su fortuna hasta ‘quebrar’

¿Qué se puede hacer con una fortuna de $1.300 millones de dólares o 5.484.700.000.000 de pesos colombianos? La respuesta para Charles ‘Chuck’ Feeney era simple: donarlos a causas benéficas e investigación.

Ese fue el propósito del cofundador de Duty Free Shoppers, quien tras el éxito de su negocio se hizo multimillonario y donó gran parte de su fortuna anónimamente durante los últimos años de su vida.

(No deje de leer: El legado que deja Fernando Botero: las obras más destacadas que donó).

Esto ayudo a cientos de personas que lamentaron su muerte el pasado 9 de octubre. Su muerte fue anunciada por Atlantic Philanthropies, un grupo de fundaciones que él había iniciado y financiado desde principios de los años 1980.

A diferencia de otros filántropos famosos, Feeney donó de forma anónima a diversas causas en Estados Unidos, Vietnam, Sudáfrica, Australia, Israel, Jordania y otros lugares.

En Irlanda del Norte, mostró un mayor compromiso y apoyo tanto al Sinn Fein como a la Asociación de Defensa del Ulster, contribuyendo al Acuerdo del Viernes Santo en 1998 y al nacimiento de un gobierno de poder compartido en Belfast en 2007.

Su interés en dicha región era porque nació de padres inmigrantes irlandeses durante la Gran Depresión, según su fundación, y “nunca olvidó sus raíces». 

(Además: Lucha de una madre bogotana para reunir $3.000 millones; su hijo requiere tratamiento).

¿Quién fue ‘Chuck’ Feeney?

Feeney cofundó la cadena de tiendas libres de impuestos llamada Duty Free Shoppers (DFS) en 1960, junto con su socio Robert Warren Miller. La empresa DFS se convirtió en un negocio extremadamente exitoso y generó una gran riqueza para Feeney.

Esta minorista de viajes, con sede en Hong Kong, opera en más de 420 ubicaciones y emplea a más de 5,000 personas. Desde 1997, DFS Group ha sido una subsidiaria de LVMH, el conglomerado de productos de lujo, y Miller continúa siendo uno de los copropietarios.

En 1982, Feeney y su familia crearon la Atlantic Foundation y dos años después trasladaron todos los activos comerciales a esta organización. Fue el presidente fundador de Atlantic Philanthropies y permaneció en su junta directiva hasta 2012. En 2020, la fundación tomó la histórica decisión de disolverse y desplegar completamente todo su patrimonio, convirtiéndose en la fundación más grande en hacerlo de manera intencional. 

Uno de los aspectos más notables de su filantropía fue que donó de manera anónima durante muchos años, lo que significa que la mayoría de las personas no sabían que estaba detrás de las donaciones masivas que beneficiaron a innumerables organizaciones y proyectos.

Laura Natalia Bohórquez Roncancio
REDACCIÓN ÚLTIMAS NOTICIAS

Más noticias en EL TIEMPO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *