‘Si Petro cumple su amenaza de cortar relaciones con Israel, sería un suicidio político’

Al empresario (por 25 años presidente de Carulla) Samuel Azout, de cuna judía empresarial barranquillera y hoy filántropo de desarrollo social, con importantes fundaciones para la niñez, terminaron suspendiéndole su cuenta de X por supuesto irrespeto al presidente Petro. Pero no rectifica sus opiniones sobre los equivocados trinos del mandatario acerca de la guerra Israel-Palestina.

La última vez que lo vi a usted, Sammy, estaba de presidente de Carulla (por 25 años) y luego como alto funcionario para el desarrollo social del gobierno Santos. ¿A qué se dedica hoy en día?

Actualmente soy fundador y presidente de Fútbol con Corazón, empresa social, sin ánimo de lucro, dedicada al desarrollo socio-emocional de niños y niñas, nacida en Colombia pero ya con presencia en cinco países. También fundé y presido el proyecto aeioTU, sobre la primera infancia y que es de la Fundación Carulla. 

Azout Bocas

Samuel Azout compartiendo con varios niños.

Foto:

Charlie Cordero

Entonces, dejó atrás el empresariado para dedicarse al desarrollo social…

Mi carrera es simple: 25 años en la empresa privada, después estudiante, luego tres en el gobierno y el resto en el sector social. 

(Lea también: Samuel Azout, de empresario a filántropo)

Llamó gran curiosidad que lo que ahora se llama X (antes Twitter) le cancelara la cuenta por unos mensajes considerados muy agresivos contra el presidente Petro. ¿Usted diría que se justificaba?

En comparación con lo que escucho y leo en las redes sociales, las palabras que utilicé no ameritaban la suspensión. Sin embargo, reconozco que, de alguna forma, no utilicé las palabras más adecuadas para referirme al señor presidente, pero me mantengo en el fondo de mis señalamientos. 

Sí, pues una cosa es acusarlo de unas adicciones, y otra expresar, en lo que está en todo su derecho, lo que como una persona de origen judío está sintiendo por lo que está pasando entre Israel Y Gaza. ¿Qué es lo que usted le reclama fundamentalmente al presidente Gustavo Petro?

Se equivocó en grande en tres cosas. No condenó la atrocidad y el horror de Hamás, sino que lo justificó, a pesar de que dejó a miles de israelíes muertos y heridos, además de varios rehenes. Lo segundo, el Presidente equiparó a Israel con los nazis, que condenaron a la muerte sistemática en campos de concentración y en cámaras de gas a 6’000.000 de judíos inocentes; pero Israel no está peleando contra personas inocentes, está enfrentando un régimen de terror, por lo que la comparación es ofensiva e infame.

Azout

El empresario barranquillero Samuel Azout

Foto:

Charlie Cordero

(Lea también: Samuel Azout, el filántropo de Santos)

El tercer error fue la amenaza de romper relaciones con Israel, gran aliado de Colombia, y país con el que tiene una relación de balanza comercial positiva, de más de 900 millones de dólares. Con potencial de adquirir muchos más productos de Colombia y de transferir tecnología en muchos campos. Sus trinos, replicados y peligrosos, pueden dar al traste con esta relación. 

Debe haber mucha tensión de la comunidad israelí en Colombia…

Mucha, porque no se siente segura (incluyendo a mis propios parientes). Algunos inclusive han salido del país. Muchos están pensando en desinvertir en Colombia. No es conveniente traer a Colombia estos conflictos, porque lo que está pasando en Gaza es verdaderamente un horror y una catástrofe humanitaria.

Colombia ha tenido las mejores relaciones con los palestinos, sobre todo los palestinos cristianos, que han sido amigos, socios, personas que queremos, personas cercanas, entrañables; y ha habido mucha cordialidad entre la comunidad palestina, también la libanesa, con la comunidad judía y no queremos para nada que se afecten estas relaciones. Podemos diferir de forma respetuosa, sin llegar a extremos innecesarios. 

Azout

Samuel Azout nació en la cuna de una familia judía barranquillera dedicada al comercio.

Foto:

Charlie Cordero

(Lea también: Samuel Azout Papu es el hombre que trajo a la multinacional Payless Shoesource a Colombia)

¿Qué pudo haber llevado, empujado a Hamás, que es categóricamente un grupo terrorista, a cometer este ataque planeado desde hace meses? Algunos culpan al extremismo del primer ministro Netanyahu, que les colmó la copa. ¿Está de acuerdo?

Creo que el palestino es un pueblo digno y sufrido y, como muchos otros pueblos en el mundo, ha sido víctima de desplazamientos y de muchas injusticias. Pero no podemos olvidar que Hamás es parte de la corriente fundamentalista islámica extremista de Irán, que junto con Hezbolá, con Al Qaeda, con Isis, con los ayatolas, ellos admiten el yihad, cuyo objetivo es la destrucción de Israel por completo y la aniquilación de los judíos del planeta, desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo.

«Creo que el palestino es un pueblo digno y sufrido y, como muchos otros pueblos en el mundo, ha sido víctima de desplazamientos y de muchas injusticias».

Los incomodamos porque somos un país donde hay libertades sexuales, ideológicas, donde hay libertades civiles, donde hay democracia abierta y dinámica… Libertad para las mujeres, para las personas gais o transexuales, para todos. Este tipo de vida, la de Occidente, para Hamás no es aceptable. Créame, después de los judíos, irán por los cristianos. 

¿Usted cree que es factible que terminen conviviendo pacíficamente dos Estados independientes, Palestina e Israel, sin guerras, sin ataques terroristas, o es una quimera?

Sí es posible. Y tengo la gran ilusión que se dé. Obviamente en el medio del judaísmo hay diversas opiniones, pero yo creo en dos países viviendo en paz, uno al lado de otro, con capital, ambos, en Jerusalén. ¿Usted se imagina el Medio Oriente cómo sería? Ir de turismo, pasar por Jerusalén, por Belén, pasar por todas las zonas históricas en paz, degustando la comida deliciosa de Palestina, con su gente amable, que la hay mucha… Lo que se puede crear como un centro de desarrollo, si llegase la paz al Medio Oriente, sería como la nueva Europa. Pero eso no se puede lograr sin antes destruir el aparato militar y político de Hamás, que está financiado por Irán. Ellos son el palo en la rueda y los que no permiten que lleguemos a la paz definitiva en el Medio Oriente.  

(Lea también: ‘Una pausa en el camino siempre es provechosa’: Samuel Azout)

La visita del presidente Biden tenía por objeto, además de expresar su solidaridad absoluta con Israel, hacerle preguntas incómodas al primer ministro Netanyahu sobre sus planes militares contra Gaza. Aniquilar a los grupos terroristas sí, pero cuidar evitar incurrir en violencia contra la población civil, que queda ensanduchada en esa guerra. ¿Hasta dónde es legítimo que Israel avance en sus planes militares pasando por encima de la población civil?

Pues la pregunta sí es pertinente, pero déjeme decirle. Este ataque, en el que se cometieron toda clase de atrocidades y de barbaridades, no fue simplemente un acto; es la manifestación de una convicción asesina respaldada por un aparato militar. Gaza está lleno de túneles, de armamentos, de misiles, todo fruto del adiestramiento que estos terroristas han recibido de Irán.

«Si llegase la paz al Medio Oriente, sería como la nueva Europa».

Entonces le devuelvo la pregunta: ¿Cuál sería la reacción razonable ante este ataque por parte de un vecino que quiere su total destrucción, que está armado hasta los dientes, que se está fortaleciendo cada día más para hacerle un ataque final y eliminarlo por completo? Demostraron toda la crueldad de la que son capaces… Le devuelvo la pregunta a las personas que dicen que Israel no debería bombardear porque hay civiles en riesgo… ¿Cuál sería una respuesta razonable, ante un vecino que se está preparando para su total destrucción? Reconozco que la respuesta plantea un dilema moral, pero los israelíes se cansaron de estar yéndose a los refugios, viendo que cada día matan a uno o matan a miles.

Israelíes

Israelíes en el kibutz Beeri, cerca de la frontera con la Franja de Gaza.

Si no se les combate ahora se pone en riesgo la vida de 10’000.000 de ciudadanos en Israel. Le estamos rogando a Hamás que utilice medidas para proteger a sus civiles, no colocarlos de escudos humanos. De toda esta guerra, el peor evento ha sido la muerte de más de 500 personas en un hospital, que fue autoinfligido… 

Eso es lo que confirman los EE. UU…

Es que los israelíes no dirigen sus misiles a las escuelas y a los colegios, ni a las mezquitas. Créame que nos duele más a los judíos que a cualquiera, porque si alguien ha sufrido desplazamientos, crímenes atroces, han sido los judíos a través de toda su historia. Y este pueblo tiene memoria, lo que le despierta un gran instinto de defensa. No somos colonialistas, somos nacionalistas, defendemos la liberación de la nación judía. Israel no le ha quitado la tierra a nadie. Lo que sí ocurrió es que en el año 48, recién fundadas las Naciones Unidas, ocurrió la partición del territorio entre un Estado árabe y otro judío.  

(Lea también: Conozca en qué andan los que vendieron emporios como Vivero, Aerorepública y Cablecentro)

Pero ninguna de las partes quedó satisfecha…

Y eso que se les dio a los palestinos la mejor parte, porque a nosotros nos dieron el desierto, la tierra árida y a ellos, las colinas de Judea, que se llama Judea porque de ahí vienen los judíos. ¿Y sabe lo que hicieron? Atacaron con el argumento de que Israel no tiene derecho a existir… ¿Cómo que no tienen derecho a existir? Si ahí, en la Torá, que es la biblia judía, se menciona a Jerusalén 700 veces. Nosotros rezamos hacia Jerusalén, todas las sinagogas están orientadas hacia Jerusalén. El rey David, 1.000 años antes de Cristo, era el rey de los judíos en Jerusalén, ahí tenemos los templos judíos. Entonces, aquí no es correcto decir que Israel es colonialista, ni que le quitó la tierra a nadie. En el año 48, hay que reconocerlo también para ser objetivos, sí hubo palestinos desplazados, como hay en todas las guerras, como ocurre cuando hay ataques y hay contraataques. Entonces, esta disputa tiene muchos matices. Pero la guerra que libra Israel no es contra Palestina ni contra el islam, sino contra el islamismo fundamentalista. 

Finalmente, la visita del presidente Biden y de su secretario de Estado tenían por objeto, entre otras, conseguir que se acuerde un pasadizo humanitario, para que la gente de Gaza pueda refugiarse, alimentarse y ser atendida en los hospitales. Me parece que la diplomacia está atravesando por una gran prueba. Podría ser el único camino para evitar otra masacre, esta vez en Gaza, concertando una pausa humanitaria mientras se hacen unos acuerdos más firmes…

Totalmente de acuerdo con hacer un trabajo humanitario fuerte, para evitar la pérdida de más vidas civiles. Hay que hacer todo lo que sea necesario para proteger a esa población y la intervención diplomática de todos los países. Vía corredores humanitarios, vía campamentos temporales, refugiados en Egipto, o muchas otras formas que pudieran existir para evitar la muerte, que es dolorosísima. Una sola muerte de un niño, sea judío, sea palestino, es algo que no podemos aceptar. Los seres humanos tenemos que ser capaces de dirimir nuestras diferencias de otras formas, porque realmente la humanidad decepciona. Y créame que Israel, en medio de todo este dilema, hace mucho por evitar esas muertes. Es el único ejército en el mundo que avisa antes de bombardear, que manda mensajes de texto a todos los habitantes, con tiempo suficiente para que desalojen. Pero si queremos la paz en el Medio Oriente y en el mundo, tenemos que parar el terror y detenerlo muchas veces es costoso, lamentablemente en vidas humanas. Pero hay que hacer todo lo posible para minimizar la pérdida de vida civil.  

(Lea también: ‘El único jefe verdadero es el cliente‘)

En sus suspendidos trinos por X, usted reta al presidente Petro a que se atreva a cortar relaciones con Israel. ¿Cree que el peligro ya está conjurado luego de que se reunió muy sonriente con el embajador de israelí, o sigue existiendo esa posibilidad? ¿O es que amenaza pero no sería capaz?

No tiene ni el capital político, ni la fuerza moral, ni la razón intelectual para eso. Si lo hiciera sería para él como un suicidio político porque se llevaría por delante el mejor interés de los colombianos. Por lo tanto, molesta muchísimo que haga amenazas que él mismo sabe que no puede cumplir. Me parece bastante irresponsable y demasiado retador. Fíjese que ya dejaron, tanto él como la cancillería, de hablar en esos términos. 

Bueno, pues espero que le devuelvan su cuenta X rápido… Mientras tanto, tiene estas páginas para opinar, siempre con respeto al Presidente, pero con crítica dura, si es necesario, como en este caso…

Muchas gracias. Recemos por la paz de Israel, por la paz en el Medio Oriente y del mundo entero. 

MARÍA ISABEL RUEDA – PARA EL TIEMPO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *