Sin encuentro entre Javier Milei y Fernández, arranca transición de poder en Argentina

La transición en Argentina hacia el nuevo Ejecutivo que tomará posesión el 10 de diciembre comenzó este lunes aunque sin el previsto encuentro entre el presidente del país suramericano, el peronista Alberto Fernández, y el mandatario electo, el libertario Javier Milei.

Pese a que en la víspera, en medio de la noche electoral que confirmó el triunfo del líder de La Libertad Avanza (derecha) sobre el oficialista Sergio Massa, la Presidencia argentina confirmó que este lunes, festivo por el Día de la Soberanía Nacional, habría una reunión entre ambos líderes, esta no se dio.

Fuentes de la formación libertaria informaron a Efe de que «no está previsto que sea hoy (lunes)», algo que posteriormente confirmó el primer comunicado oficial emitido por la Oficina del Presidente Electo de la República Argentina, que, continuando un estilo cercano a la Casa Blanca, como la estética usada en la noche electoral, creó la cuenta de la red social X @OPEArg.

Milei estuvo todo el día recluido en el Hotel Libertador, situado en un acomodado barrio de Buenos Aires, que estableció hace semanas como su ‘búnker’ electoral y en el que fue recibiendo a diferentes referentes de su formación política.

También, y según dicho comunicado, habló «con dignatarios extranjeros que se comunicaron con el fin de expresarle su apoyo».

(Lea también: Javier Milei: la crítica situación de la economía, su principal desafío en Argentina)

Aunque mantuvo una intensa actividad en prensa, con entrevistas en varias emisoras de radio, y dio nombres que integrarán su futuro gabinete, como el abogado penalista Mariano Cúneo Libarona -futuro ministro de Justicia– y la diputada Carolina Píparo -titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses)-, «no habrá ningún anuncio de nombramientos respecto a cargos del futuro gobierno hasta el día de la asunción», según el comunicado.

En lo que coincidieron tanto el texto emitido por su oficina como las entrevistas que concedió es en resaltar que Fernández y Massa «son los responsables constitucionales de la situación de los argentinos» hasta el 10 de diciembre, fecha en que asumirá su Ejecutivo.

(Le puede interesar: Sergio Massa reconoció la derrota y prometió una transición ordenada)

Javier Milei

Javier Milei, presidente electo de Argentina.

Al tiempo, el excandidato oficialista a la Presidencia, Sergio Massa, seguirá como ministro de Economía y dispuso un equipo de transición que apoye a Fernández en sus contactos con Milei, según informaron fuentes de su cartera.

En la localidad de San Fernando (provincia de Buenos Aires), varios integrantes del círculo cercano de Massa se reunieron con el perdedor de la segunda vuelta celebrada el domingo para establecer un grupo de trabajo que ayude al mandatario peronista en su transición con el jefe del Ejecutivo entrante.

Dicho equipo de transición económica estará a cargo del viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein; el jefe de asesores e interlocutor con el Fondo Monetario Internacional (FMI), Leonardo Madcur; el secretario de Hacienda, Raúl Rigo, y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce.

(Además: Javier Milei, el libertario ‘anticasta’ elegido como nuevo presidente en Argentina)

El domingo, y tras reconocer su derrota ante el líder de La Libertad Avanza, Massa dijo que acababa «una etapa» de su «vida política», al tiempo que fuentes cercanas reconocieron a Efe que valoraba tomarse licencia hasta el 9 de diciembre, pero que no iba a anunciar «ninguna decisión» hasta «que se reúnan Alberto y Milei».

Según fuentes de la cartera, el líder del Frente Renovador (fuerza integrada en la coalición peronista Unión por la Patria) «sigue al frente del Ministerio de Economía», aunque no aclara si es hasta el final del mandato del actual Ejecutivo o la situación cambiará a partir de los primeros contactos entre los dos mandatarios -saliente y entrante-.

Sergio Massa

El actual ministro y excandidato presidencial, Sergio Massa, durante una reunión con su equipo más cercano en la localidad de San Fernando, en Buenos Aires.

Foto:

Ministerio Economía Argentina/Efe

El lugar que tendrán Macri y Bullrich

Tras el triunfo, Milei tiene pendiente confirmar qué lugar le dará a Pro (partido de Mauricio Macri) para retribuir el apoyo que obtuvo del expresidente y de Patricia Bullrich, tercera en primera vuelta, pero también para robustecer a sus equipos y ganar en gobernabilidad, sobre todo en el Congreso, donde su partido La Libertad Avanza (LLA) solo cuenta con 38 de 257 escaños en la Cámara de Diputados y siete de 72 bancas en el Senado, por lo que deberá comprometerse a generar espacios de diálogo y consensos con las demás fuerzas para poder aprobar proyectos de ley.

En LLA aseguran que no habrá un “cogobierno” con el macrismo, sino solo una importación de “talentos” en algunos lugares, entre otros, Justicia y Economía.

Milei reiteró que aspira a acabar con los subsidios a los servicios públicos y eliminar impuestos a la exportación. También aseguró que impulsará el fin del control de cambios establecido en 2019, pero antes quiere saldar la deuda emitida por el Banco Central, a través de bonos. Sobre el Banco Central, el presidente electo reiteró que será suprimido “porque es una consigna de índole moral: robar está mal”.

(Siga leyendo: ¿Quién es Fátima Florez, la pareja del presidente electo de Argentina, Javier Milei?)

Bullrich

La excandidata a la presidencia argentina por el partido Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich.

Entretanto, las empresas argentinas que cotizan en la Bolsa de Nueva York vieron sus valores dispararse este lunes en los primeros compases del día en Wall Street, con subidas que en muchos casos superaban los dos dígitos.

Destacó por su inaudito ascenso y por su volumen YPF, que subió un 36 por ciento a los 40 minutos después de la apertura. Justamente, sobre la petrolera, Milei aseguró ayer que buscará privatizarla, así como la Televisión Pública, Radio Nacional y la agencia de noticias Télam.

También anunció sus primeros viajes al extranjero, que serán a EE. UU. para reunirse con el presidente Joe Biden
y, posteriormente, se desplazará a Israel para vivir lo que denominó “una experiencia espiritual”. Al mismo tiempo, anunció que buscará retomar las relaciones diplomáticas con Uruguay.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *