Así es el iceberg más grande del mundo, mide 3 veces más que Nueva York

La naturaleza siempre nos regala hermosas postales. Pero hay imágenes impresionantes que dan la vuelta al mundo, una de ellas corresponde al iceberg A23a, el más grande del planeta, una enorme plataforma de hielo que tiene aproximadamente tres veces el tamaño de Nueva York, se desplaza por el Océano Antártico y que un fotógrafo especializado capturó para sorprender a todos.

Las imágenes fueron captadas el domingo pasado, en ellas se puede ver la enorme masa de hielo que, según los especialistas, tiene un tamaño de 4.000 kilómetros cuadrados, tan grande que corresponde a tres veces el área de la Gran Manzana.

El iceberg A23a ha sido monitoreado por los especialistas en clima desde hace años. Sin embargo, este fin de semana volvió a llamar la atención debido a que, como consecuencia de los fuertes vientos y corrientes que se han registrado, se está desplazando más allá del extremo norte de la península antártica y en su trayecto fue capturado con un dron como nunca antes luego de que un barco de la empresa EYOS Expedition llegara el fin de semana pasado a la masa de hielo.

El enorme iceberg genera un espectáculo singular debido a la erosión que ha sufrido en los últimos meses dejando impresionantes arcos en algunas zonas. Richard Sidey, videofotógrafo de EYOS Expedition compartió con BBC la experiencia de haberse acercado al iceberg más grande del mundo: «Es alucinantemente grande. De hecho, no creo que podamos imaginarnos su tamaño, solo podemos hacerlo gracias a la ciencia. Es demasiado grande para fotografiarlo. Se extiende hasta donde la vista alcanza a ver en ambas direcciones».

La historia del iceberg más grande del mundo

El iceberg A23a, de acuerdo con EYOS Expedition, se separó de la costa antártica en 1986. Sin embargo, durante más de treinta años permaneció anclado en el fondo del mar de Weddle, convirtiéndose en una especie de isla de hielo estática. Pero hace no mucho se desprendió y ahora se encuentra a la deriva en la corriente circumpolar antártica.

El iceberg tiene además una interesante historia pues alguna vez albergó una estación de investigación soviética. Sin embargo, en 1986 se desprendió de la plataforma de hielo Flichner de la Antártico occidental y hubo que enviar una misión de rescate.

Inevitablemente su destino ya está decidido. Y es que, conforme siga avanzando, su tamaño se irá reduciendo y el aire cálido y el agua provocarán que se derrita completamente y desaparezca, lo cual, desde un punto de vista positivo, dejará caer nutrientes minerales como plancton que beneficiarán al ecosistema marino de la zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *