Norma obligará a los visitantes del Everest llevar sus excrementos al campo base

Hace algunas horas se conoció el nuevo desafío que tendrán aquellas personas que decidan escalar el monte Everest, la montaña más alta de la superficie de la tierra, ubicada en Asia.

Los montañeros que pretendan hacer expediciones allí deberán recoger sus heces y llevarlas devuelta al campamento base para que sean procesadas, según confirmaron las autoridades de nepalí al medio la BBC.

(Lo invitamos a seguir leyendo: Japón planea medidas para controlar población de osos ante récord de ataques a humanos).

Nuestras montañas empiezan a apestar

«Nuestras montañas empiezan a apestar», afirmó Mingma Sherpa, presidente del municipio de Pasang Lhamu, encargado de controlar la zona e implementar esta medida a BBC.

Esta norma fue propuesta después de que algunas personas se quejaran al percibir excremento en las rocas, lo que ha causado que, quienes lo vean, se enfermen. «Esto no es aceptable y erosiona nuestra imagen», comentó al medio anteriormente mencionado.

(Puede leer: Un grupo de orcas queda atrapado en el hielo frente a la costa del norte de Japón).

Si bien es cierto, quienes escalan la montaña durante semanas deben hacer del cuerpo en agujeros que ellos mismo deben cavar, siempre y cuando haya nieve, de no ser así, deben hacerlo al aire libre.

Calcula que hay unas tres toneladas de excrementos humanos entre el campo uno, en la base del Everest, y el campo cuatro, hacia la cima

Al defecar al aire libre, las bajas temperaturas que se presentan en la montaña hacen que el proceso de descomposición sea más difícil. De este modo, se han presentado casos en los que las personas dejan sus heces allí y otras las transportan hasta el campamento, según la BBC.

«Aunque no existe ninguna cifra oficial, la organización no gubernamental Sagarmatha Pollution Control Committee (SPCC) calcula que hay unas tres toneladas de excrementos humanos entre el campo uno, en la base del Everest, y el campo cuatro, hacia la cima», según le medio anteriormente mencionado.

De acuerdo con las medidas, los visitantes del Everest deben adquirir las bolsas de excremento, las cuales estarán disponibles en el campamento base, lugar en el que serán «revisadas a su regreso», enfatizó Sherpa.

REDACCIÓN ÚLTIMAS  NOTICIAS

Más noticias en EL TIEMPO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *