Chile corre el riesgo de repetir mortales incendios forestales debido al cambio climático: estudio

Mortales incendios forestales como los que arrasaron el centro de Chile a inicios de febrero y mataron al menos 133 personas serán más probables a medida que el mundo se vuelva más cálido y seco con el cambio climático, según un estudio publicado el jueves.

Los incendios fueron el desastre natural más mortífero en Chile desde el terremoto de 2010. Los fuertes vientos y las altas temperaturas ayudaron a propagar el fuego hacia áreas pobladas alrededor de ciudades como Viña del Mar y Valparaíso.

Un informe de World Weather Attribution analizó ese aumento en las condiciones que alimentan los incendios (temperatura, velocidad del viento y humedad atmosférica) según lo medido por el índice de viento cálido y seco (HDWI).

El estudio encontró que ni el calentamiento global ni el fenómeno climático de El Niño impulsaron el reciente aumento del HDWI durante los incendios, ya que esa región costera de Chile en realidad se está enfriando mientras las temperaturas se están calentando en el interior.

Pero eso cambiará con el calentamiento global, dijeron los científicos.

«El cambio climático probablemente aumentará las condiciones meteorológicas favorables a los incendios en la costa de Chile central», dijo a los periodistas Joyce Kimutai, investigadora del Instituto Grantham y coautora del estudio.

En el escenario global actual de 1,2 grados de calentamiento en comparación con la época preindustrial, los científicos dijeron que sólo se espera un período de cuatro días con un HDWI similar al de los incendios recientes una vez cada 30 años.

«Sin embargo, si el calentamiento alcanza los 2 grados, es probable que el clima propenso a los incendios se vuelva más intenso alrededor de Viña del Mar y Valparaíso», dijo Tomás Carrasco, investigador de la Universidad de Chile y coautor del estudio.

Según Naciones Unidas, las temperaturas van camino de aumentar hasta 2,9 grados celsius este siglo, según los compromisos climáticos actuales.

Los investigadores también descubrieron que el crecimiento urbano y el cambio de uso del suelo fueron factores importantes que llevaron a que los incendios fueran tan mortales.

Mauricio Santos, del Centro Climático de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en Colombia, dijo que la expansión de las plantaciones de pinos y eucaliptos ha destruido las barreras cortafuegos naturales durante décadas, mientras que las áreas urbanas invaden los bosques.

«Descubrimos que los incendios más devastadores ocurrieron en áreas con cambios significativos en el uso del suelo y donde la planificación urbana era inadecuada», acotó Santos, añadiendo que se necesitan mejores sistemas de alerta, planificación de evacuación y sistemas contra incendios.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.