Irlanda rechaza referendos para modernizar su Constitución sobre rol de mujer y familia

El referéndum organizado en Irlanda para modernizar el concepto de familia y las referencias a la mujer en la Constitución fue rechazado, anunció este sábado el primer ministro, Leo Varadkar, cuyo gobierno impulsó esta iniciativa.

«Creo que a estas alturas está claro que las enmiendas (…) han sido rechazadas», declaró en una rueda de prensa Varadkar y añadió que su gobierno «acepta el resultado y lo respetará plenamente», mientras espera conocer el resultado final de ambos recuentos de votos.

Referendo en Irlanda.

Foto:AFP

El Gobierno, con apoyo de casi todos los partidos y movimientos progresistas, defendió durante la campaña unas enmiendas encaminadas a actualizar la Constitución de 1937 eliminando las referencias consideradas anticuadas, discriminatorias y sexistas.

Varadkar subrayó que fracasaron a la hora de convencer al electorado sobre la urgencia de estas reformas, por lo que tendrán ahora que reflexionar al respecto.

Asimismo, aceptó que «mucha gente se ha equivocado», entre otros, dijo, él mismo, sobre todo cuando la derrota ha sido por un margen «tan grande» en unos referéndums en los que la participación fue «aceptable».

El ‘no’ a las dos consultas lo defendieron varios diputados independientes y grupos ciudadanos conservadores con agendas contrarias a la inmigración, la globalización o las políticas medioambientales.

Referendo en Irlanda.

Foto:AFP

La primera propuesta del Gobierno, llamada ‘Enmienda de Familia’, cuyos resultados definitivos se conocerán en breve, planteaba si el Estado debe reconocer a las unidades familiares como conjuntos de personas «basados en el matrimonio o en otras relaciones duraderas» en lugar de solo en el matrimonio.

La segunda, llamada ‘Enmienda de Cuidados’, proponía eliminar dos artículos de la Constitución que se refieren a la «vida de la mujer en el hogar» y a sus «deberes en el hogar», respectivamente.

El ‘sí’ a esta propuesta sustituiría los dos artículos con un nuevo texto que reconoce el valor de la prestación de cuidados en el hogar «por miembros de una familia», lo que dará «a la sociedad un apoyo sin el cual no se puede lograr el bien común».

Entre los factores que pueden haber contribuido al no, según los analistas, se encontrarían la pobre campaña gubernamental así como el redactado algo ambiguo de las enmiendas, que los críticos señalaron que podría inducir a confusiones legales.

REDACCIÓN INTERNACIONAL

*Con Efe y AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *