Cuba: Activistas en Washington expresan apoyo a cubanos tras nuevas protestas en la isla

Un grupo de activistas se reunió frente a la sede de la embajada de Cuba en Washington para expresar apoyo a los cubanos que salieron el pasado domingo a las calles en ciudades del oriente del país, entre ellas Santiago de la Cuba, la segunda más importante de la isla.

Las manifestaciones callejeras se produjeron también en el municipio de Bayamo, en la provincia de Granma.

Durante las protestas, que no son usuales en Cuba, decenas de personas exigieron «corriente y comida» y algunos gritaban «patria y vida», en momentos en que la isla encara una severa crisis que pasa por los altos precios de los alimentos y productos básicos, así como apagones de hasta de 18 horas en casi todo el país debido a la falta de combustible en las termoeléctricas.

El gobierno de Cuba culpó a enemigos externos de alentar las protestas y el presidente Miguel Díaz-Canel instó a «un ambiente de tranquilidad y paz».

“El problema es que el pueblo cubano no tiene nada que perder… No tienen nada, entonces ¿qué van a hacer? ¿Quedarse en las casas a morirse de hambre, de calor? Porque no tienen electricidad, no tienen prácticamente ni agua. ¿Entonces, qué queda? Queda ir a las calles y protestar y pedir un cambio de sistema, porque la responsabilidad de toda esa miseria es el sistema”, dijo el pastor Mario Felix Lleonart, del Instituto Patmos.

El director Ejecutivo del Centro para una Cuba Libre, John Suárez, culpó al gobierno del descontento popular por «su mala gestión».

“Realmente el problema es el régimen comunista que ha centralizado el poder económico, que no tiene la infraestructura para resolver los problemas de los cubanos”, afirmó Suárez.

En su cuenta en Facebook, el periodista independiente Yosmany Mayeta Labrada compartió videos e imágenes de las protestas.

Videos mostraron que la policía nacional llegó hasta el lugar de la manifestación en Santiago de Cuba el domingo. De acuerdo con medios y redes sociales controlados por el gobierno, la participación de la policía buscó «evitar sucesos violentos».

«La disposición de las autoridades del Partido, del Estado y el Gobierno es atender los reclamos de nuestro pueblo, escuchar, dialogar, explicar las numerosas gestiones que se realizan para mejorar la situación, siempre en un ambiente de tranquilidad y paz», escribió el presidente cubano en su cuenta en la red social X.

El mandatario cubano dijo también que «terroristas» radicados en Estados Unidos «incentivan acciones contra el orden interior del país».

Las protestas en Cuba son extremadamente raras pero han surgido con mayor frecuencia en los últimos años a medida que la crisis económica azota a la isla.

Si bien la constitución del país de 2019 otorga a los cubanos el derecho a protestar, una ley que defina más específicamente ese derecho está estancada en la legislatura.

La embajada estadounidense dijo el lunes por medio de un mensaje en la red social X que estaban al tanto de las protestas y pidió al gobierno cubano el respeto a las libertades y derechos de los manifestantes.

También el lunes, algunos congresistas de Estados Unidos mostraron su solidaridad con las personas que protestaron el Cuba el fin de semana.

«Estoy tan inspirada por los valientes manifestantes de Santiago (de Cuba), que exigen no solamente electricidad y alimentos adecuados, sino libertad y el cese de los abusos brutales del régimen gobernante», declaró en la plataforma X, Debbie Wasserman-Schultz, demócrata de la Florida.

El legislador republicano por la Florida de origen cubano, Carlos Giménez, exhortó al gobierno de Joe Biden a tomar medidas para brindar servicio de internet satelital al pueblo cubano, ya que el gobierno recurre a los cortes de internet durante este tipo de manifestaciones.

La también legisladora republicana, María Elvira Salazar, dijo en la red social X que las protestas iniciadas el domingo son el reclamo «de un pueblo que tocó fondo».

«Respaldo los llamados del pueblo de Cuba por ‘Patria y Vida’, mientras la isla soporta ya 65 años de miseria, tiranía y opresión”, dijo la legisladora cubanoamericana.

Reacción de Cuba

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (Minrex) convocó el lunes al máximo diplomático estadounidense en La Habana, Benjamin Ziff, para una reunión tras las protestas un día antes.

La cancillería cubana acusó a Washington de interferir en los asuntos internos de la isla y “le trasladó formalmente el firme rechazo a la conducta injerencista y los mensajes calumniosos del gobierno estadounidense y su embajada en Cuba ante asuntos internos de la realidad cubana”, según comunicado del Minrex que reseñó el encuentro entre el viceministro Carlos Fernández de Cossío y Siff.

[Contiene reporte de Michelle Sagué, periodista de Martí Noticias en Washington]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.