Ellos son los únicos migrantes que no serán desalojados de los albergues de Chicago

La ciudad de Chicago se ha visto rebasada debido a la cantidad de indocumentados que llegan a la zona en búsqueda de un refugio mientras esperan que su solicitud de asilo sea procesada. La situación llegó a tal grado que las autoridades tomaron la decisión de limitar la estadía en los albergues a solo 60 días, razón por la cual muchos han comenzado a ser desalojados a partir de esta semana. Pero hay algunos que pueden permanecer si es que cumplen con ciertos requisitos.

A pesar de que la política de tiempo límite para permanecer en un refugio de inmigrantes había sido aprobada desde tiempo atrás, no había sido aplicada. Pero, de acuerdo con el medio NBC News, a partir del pasado fin de semana, varias personas han comenzado a ser desalojadas. Esto ha ocasionado un proceso de confusión y frustración, dado que la mayoría de los inmigrantes no cuentan con los recursos para poder pagar un lugar en donde quedarse.

Pero, la aplicación de la medida no es vigente en todos los casos. Para permanecer en los refugios de la ciudad, los inmigrantes deberán cumplir con requisitos de programas que protegen a familias con hijos menores de edad.

Según cifras a las autoridades, si bien casi tres docenas de personas iban a ser desalojadas de los refugios el pasado fin de semana, de acuerdo con las leyes de estadía, al menos treinta y un inmigrantes recibieron extensiones que, además, les permiten acceder a beneficios públicos; atención médica para embarazadas y bebés; asistencia; y protección para familias con hijos menores de 18 años.

Varios albergues en ciudades fronterizas rechazan migrantes indocumentados, quienes deben dormir en la calle

Foto:EFE/ Octavio Guzmán

¿Por qué Chicago deslaoja a los inmigrantes de los refugios?

Datos de las autoridades de Chicago han informado que hay alrededor de 11.253 migrantes en los veintitrés refugios administrados por la ciudad y el estado. Además, detallaron que han recibido alrededor de 37.308 recién llegados desde 2022, debido a que el gobernador de Texas comenzó a enviar personas a ciudades de todo el país.

Considerando el importante aumento de inmigrantes, decidió limitar la estadía en los refugios a 60 días por lo que, las personas tienen que buscar un nuevo alojamiento o solicitar espacio en otro refugio en la llamada «zona de aterrizaje» de la ciudad en donde reciben a los recién llegados.

Así, de acuerdo con los cálculos, para finales de abril, unas 2.026 personas serán desalojadas de sus refugios actuales. Cabe mencionar que la política de la estadía límite ya había sido aprobada, pero se pospuso tres veces debido al clima invernal extremo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *