¿Cómo recibió Argentina la noticia de la expulsión de sus diplomáticos en Colombia?

Apenas hace un año Colombia y Argentina celebraban 200 años de un “diálogo ininterrumpido”. Se preciaban, según la cancillería argentina, de unas “relaciones diplomáticas saludables”. Pero, con la llegada del libertario Javier Milei a la presidencia el pasado 10 de diciembre, la relación diplomática atraviesa su momento más bajo y aquella amistad sellada un 8 de marzo de 1823 enfrenta en estos momentos la mayor tensión diplomática de su historia. Algo que no ocurrió ni cuando Colombia se abstuvo de apoyar a los argentinos durante la guerra de Las Malvinas.

El miércoles, después de que CNN difundió fragmentos de una entrevista en la que Milei llamaba “asesino terrorista” a Gustavo Petro, el gobierno colombiano tomó la decisión de expulsar a diplomáticos de la embajada argentina en Bogotá.

“En la Embajada hay siete funcionarios diplomáticos”, le confirmó la cancillería argentina a EL TIEMPO, pero se abstuvo de dar más detalles. Sin embargo, fuentes de la Cancillería en Colombia aseguraron a este diario que la medida no los afectaría a todos. Se trataría de quitarles las acreditaciones a al menos tres funcionarios, aunque no es claro todavía de qué nivel.

Y si bien la medida les daba 72 horas para salir del país (lo que se cumplió este sábado), solo hasta mañana se les entregará la nota oficial a los argentinos, por lo que permanecen en Colombia.

De hecho, se conoció en medios locales argentinos que la canciller Diana Mondino estaba enojada con el embajador en Colombia, Gustavo Dzugala, porque en medio de la crisis no respondió el teléfono y Milei se enteró de la drástica decisión a través de los noticieros. Ahora, Dzugala, que fue puesto por Alberto Fernández, podría enfrentar una investigación.

Embajador de argentina en Colombia, Gustavo Dzugala y el embajador de Colombia en Argentina Camilo Romero y

Foto:Archivo particular

Lo cierto es que la tensión solo se ha escalado. En febrero pasado, el embajador de Colombia en Argentina, Camilo Romero, había sido llamado a consultas y se encontraba en Bogotá. Entonces, el gobierno colombiano estaba precisamente por decidir cuánto más tiempo podría mantener dicha decisión cuando apareció la entrevista de CNN en la que Milei escaló sus declaraciones anteriores cuando llamó a Petro “comunista asesino” y “plaga letal para los colombianos”.

Paralelo a esas declaraciones, una serie de hechos venían preocupando a los diplomáticos colombianos en Buenos Aires.

En primer lugar, el efecto que tendría la decisión de incluir en la Ley Ómnibus (bandera de Milei) que las universidades públicas dejen de ser gratuitas para los extranjeros cuando se estima que en Argentina hay unos 118.000 colombianos de los cuales el 80 % son estudiantes.

Eso sumado a las noticias sobre el rechazo de estudiantes ecuatorianos, brasileños y colombianos para ingresar vía aérea por Buenos Aires. De acuerdo con la información registrada, los extranjeros eran devueltos a sus países con un sello de “falso turista” porque, según señalaban las autoridades migratorias argentinas, pretendían ingresar como tales cuando su intención era la de instalarse.

Sin embargo, según cifras oficiales, entre enero y febrero ingresaron a Argentina 28.000 colombianos y solo 100 fueron rechazados porque no cumplían con los requisitos de ingreso o tenían antecedentes penales.

Embajada de Argentina en Bogotá.

Foto:EFE

Ataques pasajeros

Milei ha cazado peleas con China, con el Papa Francisco, con el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, entre varios otros más, pero, con todos ellos ha rebajado su virulencia poco tiempo después.

Si bien a eso apela la cancillería colombiana con la decisión de expulsar a los diplomáticos en Bogotá, Petro y Milei están en las antípodas ideológicas y la pelea se antoja personal.

Inicialmente, cuando comenzaron los rumores sobre la entrevista que Milei dio a CNN, en Colombia no había mucho interés en responder de esa forma, pero, considerando que no era la primera vez que ocurría, en Bogotá decidieron apelar a esa medida para intentar una disculpa.

Eso sí, reversar la decisión de expulsar a los diplomáticos solo se daría si hay un “gesto significativo, como una disculpa (por parte de Milei)”, recalcó la fuente diplomática de alto nivel, lo que, sin embargo, conociendo la virulencia de la que se precia Milei, luce bastante lejano.

Eso sí, por ahora, las declaraciones de Milei han conseguido alinear más al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, – a quien Milei llamó “ignorante”- con Petro en momentos en que la tensión regional se acumula en varios frentes.

Eso sí, Milei insiste en que Petro es quien empezó todo. “Aquí les dejo algunas cosas que me ha dicho Petro…”, posteó en X agregando links de prensa de cuando el presidente colombiano lo comparó con los dictadores Jorge Videla y Augusto Pinochet, o cuando lo comparó con Hitler.

Por eso, incluso en Argentina las palabras de Milei han recibido algunas críticas, principalmente de sus opositores.

“Su política exterior es infantil y además pone en crisis un comercio bilateral próspero y creciente”, dijo el excanciller Santiago Cafiero, funcionario del gobierno anterior. “Esto no pasó nunca. Con sus agravios y ofensas, Milei rompe 200 años de relaciones pacíficas y amistosas entre Argentina y Colombia”, agregó el diplomático.

Lo mismo hizo el expresidente Alberto Fernández, quien dijo que lamentaba y rechazaba las declaraciones de Milei. “Ha maltratado al presidente de Colombia”. “Es absolutamente inadmisible la manera despectiva y descalificadora como el presidente argentino se expresa de presidentes legítimamente elegidos por sus pueblos”, señaló el exmandatario peronista.

Lo cierto es que la tensión diplomática agarra a Milei en medio de un plan de ajuste económico que ha dejado sin trabajo a más de 50.000 empleados estatales y de una creciente tensión social por los niveles de pobreza del país cuando el 41,7 por ciento de los argentinos es pobre, una de las cifras más altas en 20 años. Incluso, los despidos alcanzan a la Cancillería argentina donde no renovarán 150 contratos.

CATALINA OQUENDO

ESPECIAL PARA EL TIEMPO

BUENOS AIRES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *