Elecciones en México: Claudia Sheinbaum o Xóchitl Gálvez, las mentes científicas que se disputan la presidencia, ¿quién es quién?

Entre una física e ingeniera ambiental reconocida por sus investigaciones científicas y su promoción de políticas de eficiencia energética, y una ingeniera de sistemas de origen indígena que creció en la pobreza y que, tras graduarse en la universidad gracias a una beca, lanzó lucrativas compañías tecnológicas, México elige este domingo a su primera presidenta.

​(Lea también: México: los políticos y candidatos asesinados durante la ola de violencia en estas elecciones).

Claudia Sheinbaum, de la coalición oficialista Sigamos Haciendo Historia, y Xóchitl Gálvez, de la alianza opositora Fuerza y Corazón por México, protagonizarán las elecciones más grandes de la historia del país debido a que de manera inédita más de 98 millones de personas están convocadas a renovar los 628 escaños de las dos cámaras del Congreso y más de 20.000 cargos en los estados.

“Me va a corresponder ser la primera mujer presidenta de México. Tengo claro que nos tocará, juntos y juntas guardar el legado de un hombre que ha cambiado, para bien, la historia de nuestro país: Andrés Manuel López Obrador (Amlo)”, subrayó Sheinbaum en alusión a su promesa de un gobierno continuista.

Por su parte, Gálvez, que se declara feminista y a favor del aborto, se ofrece como una salida contraria al gobierno actual y pone énfasis en la seguridad al proponer desmilitarizar el país, la construcción de una cárcel de máxima seguridad, devolver el carácter civil a la Guardia Nacional (militarizada por Amlo) y sacar al Ejército de la construcción de obras públicas para centrarlo en la seguridad nacional. 

(Además: Elecciones en México: qué es la veda electoral, restricciones, consecuencias y todo lo que debe saber).

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

Foto:AFP

Pese a que en los sondeos la diferencia entre la oficialista y la opositora se redujo significativamente en las últimas semanas, Sheinbaum, de 61 años, cuenta con 53 por ciento de los apoyos frente a 36 de Gálvez. Bajo este panorama, quien fue la primera mujer electa en la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México es la favorita para gobernar hasta 2030 al mayor país hispanohablante y duodécima economía mundial.

Catalogadas como las elecciones más violentas en la historia moderna del país -Cifras oficiales reconocen el asesinato de 25 aspirantes, pero organizaciones independientes registran más, como Integralia, que documentó 34-, el principal desafío para la nueva presidenta será la seguridad y frenar la ola de violencia que desde 2012 ha ido en ascenso.

(Le recomendamos: ¿Cuántas y quienes son las mujeres que han estado al mando de los gobiernos en Latinoamérica?).

“La estrategia tan pasiva que ejecutó Amlo en seguridad permitió la consolidación de grupos criminales en gran parte del país. Por lo que este ya ni siquiera es un problema de seguridad sino también un problema político y de la integración de capitales ilícitos a la economía formal”, dice a este diario Edmundo Sandoval, director asociado de análisis y riesgo global en Control Risks México.

La estrategia tan pasiva que ejecutó Amlo en seguridad permitió la consolidación de grupos criminales en gran parte del país

Aprobación de 66 por ciento

Andrés Manuel López Obrador (Amlo), que se convirtió en el primer presidente izquierdista de México, se despide del poder con 66 por ciento de aprobación mientras lastra con acusaciones de autoritarismo y el no haber reducido significativamente las tasas criminales. A eso se suman las ambiciosas y cuestionadas reformas de Amlo que quedaron en el tintero y que representan un punto de tensión en México. En especial, las relacionadas con la administrativa federal para eliminar los organismos autónomos, así como la reforma del Poder Judicial y la electoral que ya han sido señaladas como un riesgo para la democracia.

(Lea también: ¿Cómo impactará la elección presidencial en México a Colombia y la región?).

“No hay duda de que lo que está en juego en esta elección presidencial es la democracia y las libertades. Si bien no significa que si llegara a ganar Sheinbaum nos vamos a convertir en una dictadura, lo que hemos visto en este último sexenio es una erosión de distintos aspectos de nuestra democracia, algo que se puede agudizar con las reformas constitucionales que pretende seguir en marcha tras heredar de este gobierno y que estarían perfilando a México como una autocracia”, dice a EL TIEMPO Cristian Castaño, director de la Asociación civil Centro de Estudios Estratégicos de México. 

Campañas a favor de Claudia Sheinbaum.

Foto:AFP

A su vez, Horacio Jiménez, editor del diario mexicano El Universal, destaca que el escenario luce complejo debido a que el desencanto en el modelo democrático es una constante en el país.

“En un reciente informe que publicamos, 7 de cada 10 mexicanos opinaban que la manera más eficaz de ejercer el poder era que una sola persona tuviera el control de todo. La democracia está en riesgo, en especial cuando el crimen organizado está teniendo excesiva influencia en las elecciones”, afirma, al destacar que la relación entre democracia y crimen organizado es el centro de la discordia. “En México, más que una figura que emerja de la política o mediáticamente, lo que más nos está generando una antidemocracia es el crimen organizado”, agrega.

​(Lea también: Asesinan a José Alfredo Cabrera, candidato en México, en pleno cierre de campaña y durante transmisión en vivo).

No obstante, desde la perspectiva de Sandoval, debido a que la capacidad de maniobra que tenga la nueva presidenta va a depender en gran parte de los resultados del Congreso, particularmente el federal, las cosas no lucen tan sencillas: “A raíz de los modelos cuantitativos que tenemos, estimamos que en realidad no va a haber cambios significativos en la distribución del Gobierno; por tanto, si gana Sheinbaum, avanzar en las reformas constitucionales en solitario va a ser muy complicado al no contar con las mayorías”, señala.

Los expertos también advierten que para lograr la reducción de 8,9 millones de personas en situación de pobreza a través de la implementación de un generoso gasto social, Amlo sacrificó el equilibrio de las finanzas públicas, afectadas además por los flojos resultados del gigante estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), que por décadas ha sido fundamental para sostener el presupuesto nacional. En ese sentido, para sortear el déficit fiscal que López Obrador va a dejarle a su sucesora será clave potenciar la inversión extranjera. 

Campaña a favor de Xóchitl Gálvez.

Foto:AFP

Si bien en México existe actualmente una relativa estabilidad macroeconómica, hay importantes retos en materia presupuestal, a la vez que no existe la capacidad política de ejecutar una reforma en materia fiscal, al menos durante los primeros tres años del próximo sexenio

Sobre este aspecto, Sandoval aclara que se debe tener en cuenta que las condiciones estructurales del país son bastante diferentes a aquellas con las cuales llegó López Obrador al poder.

“Si bien en México existe actualmente una relativa estabilidad macroeconómica, hay importantes retos en materia presupuestal, a la vez que no existe la capacidad política de ejecutar una reforma en materia fiscal, al menos durante los primeros tres años del próximo sexenio. Eso marca claramente una ruta que, ya sea por preferencia o por necesidad, plantea un escenario totalmente distinto al que tenía López Obrador”, afirma Sandoval, quien destaca que el viraje hacia el diálogo que tuvo Sheinbaum desde el inicio de la campaña ha demostrado que puede llegar a tender puentes. 

(Puede leer: ‘Vamos a hacer historia’: Así fue el cierre de campaña de la candidata presidencial Claudia Sheinbaum en México).

Elecciones en México.

Foto:AFP

“Si bien Sheinbaum ha estado mucho más cercana a la figura del presidente por causas de fuerza mayor, se ha visto obligada a tener mayores acercamientos, sobre todo al sector privado para presentarse como una figura mucho más holgada en esa narrativa. Y, ciertamente, lo que se va a necesitar en el siguiente sexenio es un mayor pragmatismo”, afirma el analista.

Otra de las herencias que Amlo le deja a su sucesora son las disputas, y hasta rompimiento de relaciones, que ha tenido con distintos países de la región. En este sexenio, Amlo detonó el quiebre en las relaciones con países como Perú y Ecuador. Además, en el caso de Argentina, el presidente y su par Javier Milei protagonizaron una disputa verbal. Pero la política exterior estuvo ausente en los temas de campaña.

​(Además: México: Claudia Sheinbaum llega al fin de la campaña presidencial con una ventaja sobre Xóchitl Gálvez, según encuesta).

Suspenden elecciones en dos municipios

Una serie de ataques y la presencia de supuestos criminales obligaron a las autoridades a suspender las elecciones generales de este domingo en dos municipios del estado mexicano de Chiapas (sur), fronterizo con Guatemala.

El Instituto de Elecciones regional (IEPC) informó este sábado que no hay condiciones para la instalación de los puestos de votación en las comunidades que conforman Pantelhó y Chicomuselo, habitadas por unas 63.000 personas. 

Se «determinó no realizar elecciones» ante «la situación de violencia e ingobernabilidad», señaló el IEPC en un comunicado.

La autoridad electoral citó «actos de violencia» como el ocurrido la mañana del viernes, cuando desconocidos quemaron papelería para los comicios en instalaciones del IEPC en Chicomuselo.

STEPHANY ECHAVARRÍA 
EDITORA INTERNACIONAL 
EL TIEMPO
En X: @stephechavarria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *