Canadá: incendios forestales obligaron a evacuar a más de 200 presos de una cárcel de máxima seguridad en Quebec

Los incendios forestales en el este de Canadá obligaron a la evacuación de cientos de personas, incluidos 225 reclusos de una prisión de máxima seguridad, informaron este domingo las autoridades penitenciarias. 

Conforme a los criterios de

La penitenciaría federal de Port-Cartier, unos 500 kilómetros al norte de la ciudad de Quebec, fue evacuada el fin de semana, al igual que unos 1.000 residentes de la zona y 750 trabajadores de una presa hidroeléctrica en Labrador, más al norte. 

En un comunicado, la comisionada de servicios penitenciarios, Anne Kelly, dijo que la cárcel había sido cerrada y que los reclusos «fueron trasladados con éxito desde el área afectada hacia otras instalaciones correccionales federales seguras». 

Esa prisión ha albergado a algunos de los criminales más notorios del país, incluidos varios asesinos seriales. 

Las autoridades declararon el viernes el estado de emergencia local cuando los incendios forestales amenazaron la ciudad de Port-Cartier. 

Cientos de trabajadores de la enorme planta hidroeléctrica de Churchill Falls también seguían desalojados el domingo después de huir de los incendios a principios de esta semana. 

La planta suministra energía a la provincia de Terranova, a la vecina Quebec y a otras jurisdicciones. 

El incendio «sigue siendo una amenaza para la comunidad», dijo en una rueda de prensa el primer ministro de Terranova, Andrew Furey, si bien ha sido «contenido en gran medida». 

Jennifer Williams, directora de la compañía hidroeléctrica de Terranova y Labrador, comentó que un equipo mínimo permanece en en el lugar para mantener en funcionamiento la planta generadora.

Más del 65% de Canadá estaba anormalmente seco o en sequía a finales de marzo, amenazando con otro verano lleno de humo después la temporada de incendios del año pasado, que fue la peor registrada en Canadá.

Foto:Bloomberg

Marruecos, en alerta roja por peligro de incendios forestales

Mientras tanto, en el continente africano, la Agencia Marroquí de Aguas y Bosques (ANEF, por sus siglas en francés) identificó desde el sábado hasta este lunes niveles de alerta de peligro de incendios forestales en varias zonas del país, coincidiendo con una ola de calor con temperaturas de hasta 42 grados en los días anteriores. 

En un comunicado, ANEF previó un nivel de riesgo extremo (alerta roja) en las provincias norteñas de Tánger, Asilah, Fahs Anjra, Nador y Larache, y en las sureñas de Al Haouz, Essauira, Jenifra y en Taounat (este).

También estableció un nivel de riesgo elevado (rojo) en Tetuán, Mdiq y Fnideq (Rincón y Castillejo, cercanos a la ciudad norteafricana española de Ceuta), Chauen, además de Beni Melal, Tarudant, Taurirt y Uxda, y prevé un nivel de riesgo medio (alerta amarilla) en otras zonas como Alhucemas, Kenitra, Sidi Sliman y Agadir.

La identificación del mapa de los riesgos de incendios forestales en el país se realizó, según ANEF, tras analizar datos relacionados con los tipos de bosques y sus niveles de combustibilidad e inflamabilidad, y los parámetros topográficos y climáticos.

Pese a ser un país afectado en los últimos años por la sequía y por olas de calor con temperaturas anómalas, Marruecos tiene una de las tasas más bajas de incendios forestales en la zona mediterránea, con una media de 13 hectáreas por incendio.

En 2023, la superficie afectada por los incendios forestales en Marruecos fue de 6.426 hectáreas, con una reducción del 70 % respecto al año anterior, gracias a medidas como el uso por primera vez de los nanosatélites, además de contar con la inteligencia artificial (IA) y un simulador de propagación de incendios.

Bomberos apagan un incendio forestal en Marruecos.

Foto:Archivo AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *