Beryl se convierte en huracán en el Atlántico rumbo hacia el Caribe; pudiera alcanzar la categoría 3

La tormenta Beryl se fortaleció hasta convertirse en huracán el sábado mientras se desplazaba hacia el sureste del Caribe, y los meteorólogos advirtieron que se prevé que se transforme en una peligrosa tormenta de gran intensidad antes de alcanzar Barbados el domingo en la noche o el lunes en la madrugada.

Se considera que un huracán es de gran potencia cuando alcanza la categoría 3 o superior, con vientos de al menos 178 kilómetros por hora. El sábado por la noche, Beryl era un huracán de categoría 1.

Es la primera vez que un huracán se forma tan al este en el Atlántico tropical en junio desde que se llevan los registros, con lo cual se rompió un antiguo récord establecido en 1933, según Philip Klotzbach, investigador de huracanes de la Universidad Estatal de Colorado.

Se activaron alertas de huracán para Barbados, Santa Lucía, Granada y San Vicente y las Granadinas, mientras que para Martinica, Dominica y Tobago se emitió una alerta de tormenta tropical.

“Es sorprendente ver un pronóstico de huracán mayor (categoría 3 o más) en junio en cualquier parte del Atlántico, y mucho menos tan al este en lo profundo del trópico. Beryl se organizó rápidamente en las aguas más cálidas jamás registradas para finales de junio”, escribió en la red social X Michael Lowry, experto en huracanes que reside en Florida.

Se pronostica que el vórtice de Beryl pase a unos 45 km al sur de Barbados, dijo Sabu Best, director del servicio meteorológico de la isla. Después, los meteorólogos prevén que la tormenta cruce el Caribe en dirección a Jamaica y, a la larga, México.

A las 8:00 de la mañana, hora del este de EEUU, de este domingo, Beryl estaba a unos 675 kilómetros al este-sureste de Barbados, y sus vientos sostenidos máximos se habían incrementado a 185 km/h, mientras se desplazaba hacia el oeste a 33 km/h.

“Se pronostica ahora un rápido fortalecimiento”, señaló el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, con sede en Miami.

Tomer Burg, investigador de ciencias atmosféricas, hizo notar que el viernes Beryl era solamente una depresión tropical con vientos de 56 km/h.

“Esto significa que, de acuerdo con los datos preliminares, Beryl ya cumplía los requisitos para una rápida intensificación antes siquiera de convertirse en huracán”, escribió en X.

Las aguas cálidas alimentan al nuevo huracán, y el contenido de calor oceánico en lo profundo del Atlántico es el más alto del que se tiene registro en esta época del año, de acuerdo con Brian McNoldy, investigador de meteorología tropical de la Universidad de Miami.

Beryl es también la tormenta tropical de junio más fuerte de que se tenga registro tan al este en el Atlántico tropical, según Klotzbach.

“Permanecemos totalmente alertas y necesitamos tomar todas las precauciones posibles para nosotros mismos, para nuestra familia y para nuestros vecinos”, dijo la primera ministra de Barbados, Mia Mottley, en un discurso público el sábado por la noche.

Hizo notar que el país acoge a miles de personas con motivo de la final de la Copa Mundial de Críquet Twenty20, en la que India derrotó a Sudáfrica el sábado en la capital, Bridgetown. Es considerado el evento más importante del críquet.

Algunos aficionados, como Shashank Musku, un médico de 33 años que vive en Pittsburgh, se apresuraban a cambiar sus vuelos para salir del país antes de la tormenta.

Mushu dijo por teléfono que nunca ha experimentado un huracán: “Tampoco planeo estar en uno”.

El primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, dijo en un discurso público el sábado que los refugios abrirían el domingo por la noche e instó a la gente a prepararse. Ordenó a los funcionarios que repostaran los vehículos del gobierno y pidió a las tiendas de comestibles y gasolineras que permanecieran abiertas hasta más tarde antes de la tormenta.

Beryl es la segunda tormenta con nombre en lo que se prevé que será una temporada de huracanes muy activa, la cual se extiende desde el 1 de junio al 30 de noviembre en el Atlántico. Hace algunos días, la tormenta tropical Alberto tocó tierra en el noreste de México, generando intensas lluvias que provocaron el fallecimiento de cuatro personas.

Lowry señaló que, en registros que se remontan a 1851, sólo se habían formado cinco tormentas con nombre en junio en el Atlántico tropical al este del Caribe, y sólo una de ellas fue un huracán. Dijo que esa fue el primer huracán de 1933, que fue la temporada de huracanes más activa de la que se tiene constancia.

La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos predice que la temporada de huracanes de 2024 será muy superior a la media, con entre 17 y 25 tormentas con nombre. Se prevén hasta 13 huracanes y cuatro huracanes de categoría 3 o mayor.

Una temporada promedio de huracanes en el Atlántico produce 14 tormentas con nombre, siete de ellas huracanes y tres huracanes de categoría 3 o superior.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.