Nuevo radar en Cuba cerca de base militar de EEUU podría facilitar el espionaje chino: expertos

Un grupo de expertos en Washington dijo que Cuba está construyendo una base de espionaje en un sitio cercano a la base naval de Estados Unidos en la Bahía de Guantánamo, basándose en imágenes satelitales, en la más reciente actualización de capacidades de vigilancia que se creen vinculadas a China.

La base, en construcción desde 2021, pero de la que hasta ahora no se había informado públicamente, se encuentra al este de la ciudad de Santiago de Cuba, cerca del barrio conocido como El Salao, dijo el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS por su siglas en inglés) en un informe el lunes y que difundió Wall Street Journal.

El vicecanciller cubano, Carlos Fernández de Cossio, negó inmediatamente la afirmación de que Cuba esté albergando intereses militares chinos en la isla.

«Persiste Wall Street Journal en lanzar una campaña de intimidación relacionada con #Cuba. Sin citar fuente comprobable o mostrar evidencias, busca espantar al público con leyendas sobre bases militares chinas que no existen y nadie ha visto, incluyendo la embajada de EEUU en Cuba», dijo de Cossio en la red social X.

La proximidad de Cuba a Estados Unidos y sus bases militares en el sur la convierten en un sitio para que China, principal rival estratégico de Washington, intente recopilar señales de inteligencia.

El CSIS calificó el nuevo emplazamiento de «poderosa herramienta» que, una vez operativa, podrá observar la actividad aérea y marítima del ejército estadounidense.

La instalación, conocida como un conjunto de antenas dispuestas circularmente con un diámetro de aproximadamente 130 a 200 metros, podría ser capaz de rastrear señales hasta a 3.000-8.000 millas náuticas (5.556 a 14.816 kilómetros) de distancia, dijo el CSIS.

«El acceso a un puesto de este tipo proporcionaría a China una posición estratégica cerca de la Estación Naval de la Bahía de Guantánamo», dijo, al referirse a la base militar de Estados Unidos, a unos 70 kilómetros al este de Santiago, la segunda ciudad más grande de Cuba.

Estos tipos de instalaciones se usaron mucho durante la Guerra Fría, pero desde entonces Rusia y Estados Unidos han retirado del servicio la mayoría de sus emplazamientos en favor de una tecnología más avanzada, según el CSIS. Sin embargo, el grupo de expertos dijo que China ha estado construyendo nuevas instalaciones de este tipo, incluso en puestos avanzados de arrecifes en el mar de la China Meridional.

El año pasado, funcionarios del gobierno del presidente Joe Biden dijeron que Beining ha estado espiando desde Cuba durante años y ha hecho un esfuerzo para mejorar sus capacidades de recopilación de datos allí a partir de 2019, acusaciones que tanto Beijing como La Habana han negado.

El Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca y el Departamento de Defensa de Estados Unidos no respondieron de inmediato a solicitudes de comentarios.

La embajada de China en Washington dijo que Estados Unidos había «exagerado» repetidamente la idea del espionaje y la vigilancia de China desde Cuba.

«Tales afirmaciones no son más que calumnias», dijo Liu Pengyu, portavoz de la embajada.

CSIS también dijo que las imágenes satelitales de marzo de 2024 muestran que el mayor sitio activo de inteligencia de señales de Cuba está en Bejucal, cerca de La Habana, y vinculado a la sospecha de actividad de inteligencia china durante años.

Según el CSIS, algunos sistemas de radar instalados en Cuba en los últimos años están en condiciones de vigilar los lanzamientos de cohetes desde Cabo Cañaveral y el Centro Espacial Kennedy de la NASA.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.