Más de 500 personas murieron por las altas temperaturas durante la peregrinación a La Meca: termómetro superó los 51 grados

Al menos 550 peregrinos de diferentes nacionalidades murieron a lo largo de esta semana durante los ritos de la peregrinación ritual anual o «hach» a la ciudad saudí de La Meca por causas relacionadas con las altas temperaturas, que alcanzaron los 51,8 grados en algunas jornadas, informaron este miércoles varias fuentes.

Conforme a los criterios de

Una fuente médica dijo a Efe, bajo condición de anonimato, que hasta el momento la cifra de cadáveres en la morgue de Al Muaisem, la más grande de La Meca, es de 550, si bien no descartó que este número se eleve durante esta jornada, que pone fin a la peregrinación de este año.

Peregrinos musulmanes en la Gran Mezquita de la ciudad santa de La Meca.

Foto:AFP

Agregó que «al menos 325 peregrinos egipcios (del total de fallecidos) murieron durante la peregrinación en La Meca este año», la mayoría de ellos por causas relacionadas con la temperatura, que según el Centro Nacional de Meteorología saudí osciló entre los 45 y los casi 52 grados en las horas de mayor calor, entre las 11 y las 16 horas.

Todos los peregrinos murieron debido al calor, excepto una persona que resultó fatalmente herida durante una simple estampida

Asimismo, confirmó que también murieron al menos 60 peregrinos jordanos, cifra que eleva el número publicado el martes por el Ministerio de Exteriores de Jordania, que emitió 41 permisos para enterrar a peregrinos del reino hachemita en La Meca a petición de las familias.

«Todos los peregrinos murieron debido al calor, excepto una persona que resultó fatalmente herida durante una simple estampida entre una multitud de peregrinos», detalló.

Según esta fuente, el número de muertes entre los peregrinos egipcios aumentó porque un gran número de ellos no estaban registrados en la delegación oficial, que no tenía constancia de la presencia de estos conciudadanos que viajaron por su propia cuenta.

Vista aérea muestra la Gran Mezquita de La Meca.

Foto:AFP

Hasta el momento, la delegación iraní informó también de la muerte de once iraníes por golpes de calor, mientras otros 26 siguen hospitalizados; al tiempo que fuentes oficiales tunecinas informaron del fallecimiento de 35 de sus ciudadanos que estaban realizando la peregrinación. 

Arabía había informado este lunes más de 2.700 casos de «agotamiento debido al calor» solo el domingo.

Parecía el Juicio Final, el fin del mundo. Fue un día muy difícil

El calor era tal que el lunes, en Mina, los peregrinos se rociaban la cabeza con agua mientras las autoridades distribuían bebidas frescas y helados que se derretían rápidamente.

El Ministerio de Salud saudí también recomendó a los peregrinos que respetaran el uso de paraguas y parasoles para evitar golpes de calor e insolaciones y aconsejó la toma continua de agua potable para garantizar la hidratación, especialmente entre las personas vulnerables, así como pidió evitar las aglomeraciones de los principales lugares de culto.

Azza Hamid Brahim, una egipcia de 61 años, afirmó haber visto cuerpos inmóviles a un lado del camino cuando se dirigía y regresaba de las estelas que representaban a Satán. «Parecía el Juicio Final, el fin del mundo. Fue un día muy difícil», subrayó.

En el hach del año pasado murieron al menos 240 peregrinos, en su mayoría indonesios.

Musulmanes en la Gran Mezquita de La Meca.

Foto:AFP

El hach es uno de los cinco pilares del islam y los musulmanes que pueden deben realizarlo al menos una vez en su vida. Es una fuente de prestigio y legitimidad para Arabia Saudita, cuyo rey lleva el título de «Guardián de las dos santas mezquitas» de La Meca y Medina.

Este año reunió a 1,8 millones de fieles, 1,6 millones de ellos procedentes de otros países, según las autoridades sauditas.

Los visados para La Meca son otorgados por Arabia Saudita según un sistema de cuotas por país. Muchos creyentes, carentes de medios para obtenerlas, consiguen llegar al lugar, pero no logran acceder a las instalaciones climatizadas para atenuar el efecto del calor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *