EEUU dice que da la bienvenida al «diálogo de buena fe” tras anuncio de Maduro de reanudar conversaciones

La administración de Joe Biden dio la bienvenida al diálogo de “buena fe”, luego de que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció la reanudación de conversaciones directas que la oposición evaluó como una “buena señal”.

Maduro aseguró el lunes, a pocas semanas de las elecciones presidenciales en las que busca su tercer mandato, que este miércoles se reanudarán las conversaciones directas con el gobierno de Estados Unidos, orientadas a normalizar las relaciones entre ambos países.

El portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Vedant Patel, no confirmó explícitamente el anuncio de Maduro, pero dijo este martes que dan la bienvenida al diálogo y “la buena fe” e insistió en que el acuerdo sobre garantías electorales firmado en Barbados es el “mejor camino” para restaurar la democracia en Venezuela.

“Esto es algo en lo que seguiremos centrándonos. Vamos a entablar un diálogo de una amplia gama sobre Venezuela, y finalmente, ellos son la amplia gama”, dijo en conferencia de prensa sin precisar detalles.

Patel reiteró que EEUU apoya el deseo del pueblo venezolano de celebrar elecciones competitivas e inclusivas el próximo 28 de julio, sin embargo, admitió tener claro que el cambio democrático “no será fácil” y precisó que requiere un “compromiso serio”.

La opositora Plataforma Unitaria de Venezuela (PUD) calificó este martes de “positiva” y de “buena señal” la reanudación de las conversaciones.

«Nos parece positivo que ocurra (…). Nos parece bien que ese diálogo se dé, creemos que es la manera de tratar la diferencia y ojalá que traiga muchas cosas buenas” a Venezuela, dijo en conferencia de prensa Omar Barboza, secretario general de la PUD.

Hasta ahora no se conoce la agenda de estas conversaciones.

“Yo quiero superar este conflicto de suma cero, de confrontación, brutal y estéril con ellos, con el norte. Ya queda de ellos cumplir. Yo he recibido la propuesta durante dos meses continuos del gobierno de EEUU para restablecer las conversaciones y el diálogo directo, luego de pensarlo he aceptado”, afirmó Maduro en su programa de televisión “Con Maduro +”, del lunes.

El anuncio de estas conversaciones bilaterales, que no incluyen a la oposición, se dan a pocas semanas de que se celebren elecciones presidenciales en el país sudamericano, con Maduro buscando la reelección.

En referencia, Edmundo González, principal rival de Maduro en la elección del 28 de julio, señaló que “todo lo que sea para mejorar el clima de animosidad con un país es clave para nosotros y para el mundo, es positivo”.

“Vamos a esperar a ver qué va a ocurrir. No quiero anticiparme a situaciones que ni siquiera han comenzado”, respondió el martes González a periodistas .

Entre tanto, el grupo opositor informó que “activó” la comisión negociadora de la PUD, que estará “atenta para intervenir en cualquier espacio en que sea posible trabajar por la normalidad del proceso electoral y por el respeto a las garantías democráticas”.

“Es una buena señal que el gobierno esté dispuesto a dialogar, nos parece muy bueno. Nosotros también estamos dispuestos a dialogar para eso tenemos la delegación negociadora”, siguió Barboza.

Las negociaciones directas iniciadas el año pasado derivaron en el canje de un grupo de estadounidenses detenidos en Venezuela por Alex Saab, un cercano colaborador de Maduro que era procesado en EEUU por lavado de capitales.

En abril, el gobierno venezolano acusó a EEUU de incumplir dos memorandos de entendimiento firmados con representantes de la administración del presidente Joe Biden, uno sobre materia migratoria y otro sobre aspectos políticos y diplomáticos, orientados a normalizar las relaciones entre ambos países.

En ese entonces, Jorge Rodríguez, presidente del Parlamento de mayoría oficialista y jefe de la delegación negociadora del gobierno que, según Maduro esta semana encabezará la delegación del gobierno en las conversaciones, mostró fotografías en las que se le ve junto a Brian Nichols, subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental y los documentos firmados.

Por considerar que el gobierno venezolano incumplió con los compromisos sobre garantías electorales asumidos con la oposición en Barbados, EEUU decidió revocar una licencia que autorizaba transacciones petroleras y gasíferas a Venezuela.

EEUU reconoció que el gobierno de Maduro cumplió con “ciertos aspectos” de los acuerdos firmados en Barbados, entre ellos el establecimiento de un calendario electoral y la invitación a misiones de observación electoral, pero cuestionó que se haya bloqueado a candidatos de oposición.

La Plataforma Unitaria Democrática liderada por María Corina Machado, ganadora de la primaria presidencial, pero inhabilitada para ejercer cargos públicos, ha denunciado que el gobierno no ha cumplido con los acuerdos, entre ellos el respeto de cada actor político de escoger a su candidato.

En mayo, la autoridad electoral de Venezuela dejó sin efecto la invitación a la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea para las elecciones presidenciales del 28 de julio, a pesar de que estaba contemplado en los acuerdos.

“Revela la necesidad de calmar la negociación”

Consultado por la VOA, Luis Salamanca, politólogo y constitucionalista, calificó de “muy interesante el paso dado por Maduro”. A su juicio “revela la necesidad (de Maduro) de calmar la elección”.

“De Qatar se ha venido hablando como el sitio donde se están dando los pasos más importantes en materia de una eventual salida negociada. Qatar, en ese sentido, es más importante que Barbados porque se entienden directamente el gobierno y Estados Unidos”.

“La disposición a hablar relaja las tensiones entre ambos países y abre la posibilidad de que se plantee una salida negociada de la cual que se ha venido conversando (…), pero son cabos sueltos”, dijo.

[Con el reporte adicional de Luis Felipe Rojas]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.